Trabajando para el desarrollo sostenible.

A través de la conservación de la naturaleza con responsabilidad social y la participación activa de la población.

Cómo trabajamos

La FMB gestiona las dos áreas protegidas, Mbaracayú y Tapytá, bajo su administración a perpetuidad mediante un esquema altamente participativo. Los planes de manejo son elaborados en reuniones con las comunidades locales, recurriendo no solo a la ciencia, sino a otros sectores como la educación, las iniciativas privadas y la producción sostenible para lograr un equilibrio armónico entre la conservación y el desarrollo.